CAPITULO 9
CAPITULO 9
LA LEGION DE LAS ALMAS PEQUEÑAS
CAPITULO I
CAPITULO 2
MARGARITA
Estatutos de la Legión de las Almas Pequeñas
PREFACIO
CAPITULO 3
2- La especificidad de la Legión
CAPITULO 4
CAPITULO 5
CAPITULO 6
CAPITULO 7
CAPITULO 8
CAPITULO 9
CAPITULO 10
¿Cómo ser miembro de la Legión?
LA LEGION EN EL MUNDO
imagen

La organización y el gobierno de la Legión en sus diferentes niveles: islote de santidad, diócesis, región, país, agrupación de países, Centro Internacional.
Los diferentes Consejos y Asambleas Internacionales y nacionales. Espíritu y directivas comunes procedentes del Centro Internacional e iniciativas nacionales y locales.
En cada país donde todavía no se ha hecho, deben esforzarse en constituir un consejo y un secretariado nacional y elegir un consiliario nacional entre sus miembros sacerdotes (art. 25 al 28 y 38 de los Estatutos)
La experiencia muestra que la Legión se conoce primero en una diócesis del país donde algunas Almas Pequeñas desean dar a conocer el Mensaje. Después de haber formado uno o varios islotes de santidad y de haber buscado los consiliarios para animarlos espiritualmente, pedirán al Obispo de sus diócesis su consentimiento escrito para la implantación de la Legión en su diócesis (art. 7 de los Estatutos), y le presentarán, para que lo confirme en su misión, un consiliario elegido por ellas como consiliario diocesano (art. 37 de los Estat.)

Cuando la Legión se haya implantado al menos en tres diócesis del país, los responsables diocesanos, se concertarán para formar un Centro nacional eligiendo un presidente o moderador nacional, así como un consiliario nacional que deberán ser aprobados por el Consejo Central de la Legión en Chevremont (art. 9 , 22 y 25 al 28 de los Estatutos). La elección del consiliario nacional debe igualmente ser confirmada por su Obispo (Artic. 38 de los Estatutos)

Los diferentes niveles de la Legión son los siguientes:

- Islote de santidad

- Consejo diocesano.

- Consejo regional

- Consejo Nacional.

- Consejo Central (Chevremont)

- Un secretariado continental, común a unos países que tienen el mismo carácter cultural, linguistico u otro, puede igualmente crearse.

4. El gobierno en el seno de la Legión de las Almas Pequeñas depende de la autoridad del Obispo de Lieja y de los Obispos de las Diócesis donde la Legión está implantada (eventualmente de las conferencias episcopales) Por eso es muy importante que los consiliarios locales, diocesanos y nacionales, se lleven bien con su Obispo.

La fidelidad a la Iglesia y a sus representantes, el Papa y los Obispos unidos a él, es un punto capital de la Legión.

5. En este "Librito del Alma Pequeña" se dan algunas directrices comunes para toda la Legión, así como el espíritu general que debe animar a toda Alma Pequeña. Intentamos establecer el mínimo de estructura indispensable para que pueda establecer una buena comunicación entre los responsables de la Legión a todos los niveles (desde el islote de Santidad al Centro Internacional), pero no podemos multiplicar las reglas que hay que respetar obligatoriamente en todas partes, pues lo que cuenta ante todo, es el espíritu y la mentalidad del Alma Pequeña.

<< J- ¿Tu Diócesis? ¡pero es el mundo entero!
Tú te sometes a sus Superiores, así lo deseo; pero tu alma está sometida, mucho más a Mi Voluntad.
La Legión no es solamente una obra. Es todas las obras en una. No se detiene en unas reglas. Las supera en una libertad total y amplia como el mundo. Alcanza toda obra buena y la hace suya.
Como unos esposos, no son mas que Uno en Mi.
Resumiendo: La Legión no es una obra local sino universal>> (15-02-80).
imagen
imagen